Reflexiones de un #365 – Una fotografía al día durante un año.

Sabía que en el año 2011 tenía que potenciar mi afición por la fotografía, pero al comienzo del año no pensé que fuera a ser de esta manera, había visto a través de Flickr un montón de proyectos que me podían interesar para no seguir con la cámara y objetivos dentro de la mochila generando polvo, con lo malo que es para el sensor, así que a principios de año me propuse realizar tres proyectos a la vez, uno que es un poco valiente.

Con esta iniciativa me propuse

  • 1. un proyecto para publicar photo-walks,
  • 2. Otro de publicar una foto semanal con iluminación artificial y explicarla y
  • 3. Un proyecto de una foto semanal pero con una temática concreta (este junto con una amiga).

En un principio no me parecía en absoluto nada complicado y era bastante llevadero, los photo-walks no tenían problema ya que era salir a dar un paseo con la cámara saldrían fotos pero sin ninguna presión ni pretensión, la foto semanal con iluminación artificial quería hacerlo para practicar más sobre strobist, ya que me interesaba bastante aprender sobre esta técnica de iluminación y hacer una foto a la semana tampoco me suponía mucho trabajo, y el de la foto semanal con temática me parecía un buen ejercicio a realizar, además de crear una pequeña competición, que esto siempre anima mucho.

A medida que pasaban los días me dí cuenta de que el photo-walk no iba yendo por el camino que yo querría y por lo tante lo fui descuidando, hasta que finalmente lo abandoné o mejor dicho lo dejé aparcado (he de retomarlo, me parece importante entrenar el ojo para realizar tomas en cualquier localización que encuentres), y los otros dos proyectos me parecían mucho más interesantes.

Pasando las semanas me dí cuenta de que el realizar una foto a la semana con luz artificial me resultaba bastante sencillo, y que además estaba adquiriendo cierta soltura para realizarlas. Y de esta manera empecé a realizar más de una a la semana hasta que llegó un momento en que me dí cuenta de que estaba realizando casi una diaria, en ese preciso momento decidí darle la importancia que esto tenía que tener.  Tendría que hacer un #365 de fotografía.

Habiendo leído sobre lo absorbente que un proyecto de este tipo podría llegar a ser, comenté con mi mujer sobre la realización del proyecto, no creo que ninguno de los dos supiera muy bien lo que iba a conllevar haber tomado la decisión , pero ya se había decidido, (creo que si se lo preguntara de nuevo hoy la respuesta sería muy diferente).

Para todos aquellos que estén pensando en realizar un proyecto de estas características, en primer lugar les animo a realizarlo ya que es una experiencia que te va a aportar un montón de conocimiento sobre fotografía, en segundo lugar que no se desanimen, que aunque hay momentos malos luego hay otros mucho muy satisfactorios, y en tercer lugar que para progresar se marquen una temática para el proyecto, esto hará que no se divague sobre lo que fotografiar.

A propósito de la temática, lo tenía muy claro, mi temática estaba ya en marcha, la utilización de al menos un flash en la ejecución de las fotos, esto me haría progresar en esto de la iluminación artificial, en lo que cada vez veía más posibilidades y que realmente me atraía.

Estaba todo en marcha, una foto al día con al menos un flash, comencé haciendo fotos a los juguetes de mis hijos, algo que me resultaba bastante simpático y además estaban lo suficientemente quietos y eran lo suficientemente pacientes para soportar las sesiones que planteaba con ellos, probando distintos tipos de iluminación, con modificadores que yo mismo me creaba en casa con cartones, papeles, pajitas, etc.

Poco a poco me dí cuenta que los muñequitos quedaban bien pero que necesitaba algo más, así que empecé a introducirme en mis propias fotografías, y también a los miembros de mi familia, y a todo aquel que quisiese posar para mí. Me interesaba aquello del retrato, me parecía de mucho más apetecible que el hacer fotos a cosas inanimadas. Mi único problema el conseguir a quien fotografiar y la solución salir en la fotos, ya que era la única persona que soportaría las sesiones.

En pocas palabras esto ha sido un año de fotografía diaria, una experiencia muy satisfactoria y que recomiendo para progresar.

Estoy totalmente convencido de que entre la primera foto del proyecto y la última hay todo un mundo y que la facilidad con que ahora puedo llegar a iluminar una escena, nada tiene que ver con lo que hacía hace un año.

 Aquí podéis ver la primera y la última fotografía del proyecto.

Intentaré ahora aportar una serie de datos sobre el proyecto:

  • Han sido 365 días de fotografía con 369 fotografías. [Flickr]
  • Aparezco en 201 fotografías.
  • El proyecto se comenzó con una Canon EOS 10D, luego pasó a una 60D y se ha terminado con una 7D prestada a expensas de que me llegue mi nueva 5D MkII.
  • De los modificadores mejor no hablar, había muy pocos y a lo largo del año se han ido ampliando (se pueden ver en los setups)
  • Tan solo hay tres fotografías en las que no utilicé flash, y en este momento no recuerdo porqué 😉
  • Hay 44 fotografías de retrato en las que no salgo yo.

Y un montón de cosas que podréis descubrir y contarme si repasáis todos los posts que he publicado. 😉

Si se os ocurre algo que contarme sobre lo que os ha parecido el proyecto o sobre alguna fotografía en concreto no dudéis en comentármelo.

Click.

Anuncios